Con presencia de ANFUCHID, ANEF analiza las implicancias para el empleo público de la instalación del nuevo gobierno en Consejo Nacional Ampliado

En la antesala de la Asamblea Extraordinaria de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales citada para el próximo 4 de abril. ANFUCHID se hizo presente a través de nuestro compañero Presidente Regional de ANFUCHID y Vicepresidente Regional de ANEF Araucanía, Aldo Reyes Alarcón, quien nos detalló los alcances del encuentro.

“La reunión tuvo por objeto analizar la instalación del nuevo gobierno y las implicancias de esto en el empleo público. Se decidió hacer este encuentro ahora en marzo habiendo pasado algunos días desde el cambio de mando a fin de hacer un catastro de los distintos servicios en Santiago y regiones. Se realizaron breves exposiciones regionales que nos entregaron información de primera mano respecto de la situación actual”.

Respecto de lo mismo nuestro compañero Aldo nos indicó que según lo informado por los dirigentes regionales de ANEF, la mayoría de los directorios ya han sostenido reuniones con intendentes y/o autoridades regionales, a fin de establecer parámetros preliminares de lo que será el marco de relación. Por otra parte estos encuentros sirvieron para tomar el pulso de las intenciones de las nuevas autoridades para con los trabajadores del Estado a lo largo del país.

Los principales conceptos trabajados fueron la instalación del nuevo gobierno, los primeros despidos que ya se han producido en algunas unidades a lo largo del país, los que en su mayoría han sido la no renovación de convenios y/o licitaciones a honorarios, y de la situación de algunos otros servicios, “podemos plantear responsablemente que no hay un escenario de despidos masivos por el momento. De acuerdo al análisis que hicimos, la instalación de este gobierno terminará entre abril y mayo y cualquier voluntad de realizar despidos en cantidades considerables debiese activarse por esas fechas”.

Sumado a esto el Consejo Ampliado determinó que es necesario que todos aquellos funcionarios que llegaron a la administración pública por confianza política deben cumplir con su responsabilidad de dejar esos espacios a fin de que el nuevo gobierno pueda legítimamente instalarse, y además con objeto de no entorpecer la labor de los funcionarios de carrera que se desempeñan en las distintas reparticiones. Además se hizo una revisión de la postura que tendrá ANEF en términos comunicacionales en su relación con la autoridad por ejemplo respecto de los fallos de la Corte Suprema que favorecen a los empleados públicos y que han sido caracterizados por algunos personeros del gobierno entrante, como el Ministro Prokurica, como de “inamovilidad” de los funcionarios, cosa que es falsa. Al respecto se acordó mantener activas las herramientas que tenemos como trabajadores públicos al respecto, como son la vía judicial, los dictámenes de Contraloría y la movilización.

Respecto de este último punto, Aldo Reyes señaló que, tras escuchar las exposiciones de los asesores jurídicos de ANEF, entre los que están nuestra abogada Alejandra Miranda, se resolvió tratar el tema caso a caso, ante la imposibilidad de diseñar una estrategia general para la defensa jurídica y/o administrativa de nuestros compañeros: “todo dependerá de las causales de despido que interponga la autoridad para el despido, el momento en el que lo haga y las posibilidades que tenga cada trabajador. Esto ocurre por ejemplo en el caso de la confianza legítima, que se logra tras dos renovaciones de contrato, según lo establecido por la Contraloría. Es preciso establecer una estrategia de acuerdo donde por ejemplo aquellos honorarios que sean traspasados a la contrata, se les respete el tiempo que permanecieron como honorarios al momento del cálculo, todo esto en el marco de la negociación”.

Desde el punto de vista del apoyo jurídico, ANEF no está en condiciones de prestar una asistencia jurídica masiva en caso de despidos en gran volumen, por lo que será importante desarrollar estrategias regionales y locales para conseguir el apoyo técnico-jurídico que se requiere para estos casos. Hay grupos de abogados que se han acercado a ofrecer asesoría y ya se ha tomado contacto con juristas que pertenecen a ANEF y otros externos. No fue posible concordar un apoyo general a los trabajadores por un tema de recursos. Como dirigentes debemos cumplir un rol de asesoría y orientación para aquellos compañeros que sean despedidos y hacia allá debe apuntar nuestro trabajo.

En el mismo tema, tomamos contacto con el dirigente nacional de ANEF José Ruminado, quien también abundó en los principales objetivos del encuentro: “Buscamos hacer una evaluación con todos los dirigentes regionales de base de ANEF respecto de la instalación del gobierno de derecha, a fin de saber si se han producido despidos impropios. Muchos nos contaron su experiencia. No hay un golpe masivo a la estabilidad laboral de los trabajadores. Si hemos detectado que se han producido desvinculaciones, mayoritariamente en los equipos de comunicaciones de los servicios”.

Ruminado agregó que, “El Presidente de ANEF expuso la estrategia que consiste en una unidad de asistencia jurídica de ANEF que recopilará información y prestará asesoría”.

El dirigente agregó que “Además tenemos que desarrollar una defensa de la función pública, donde sabemos que la derecha echará mano. No solo es importante la estabilidad sino además la reivindicación de los derechos sociales conquistados a lo largo de la historia, no solo en los últimos años. El Estado debe cumplir un rol en defensa de los más desfavorecidos que requieren de servicios que los ayuden y asistan”.

Respecto a los recientes fallos de tribunales y Contraloría respecto de la situación y tutela laboral de los trabajadores a contrata, José Ruminado señaló que “Los fallos de la Corte Suprema y la Contraloría ayudan pero no significan en ningún caso que la estabilidad laboral esté asegurada. Siempre habrán razones arbitrarias para despedir y tenemos que seguir trabajando al respecto. Son un avance pero no constituyen una garantía definitiva”.