Entrevista a María Ester Ramirez

Como parte de nuestro ciclo de entrevistas a compañeros y compañeras que se acojen a retiro, compartimos con ustedes nuestra entrevista con la compañera María Ester Ramirez, del Departamento de Comunicaciones del IND

¿Cuáles fueron sus inicios en el servicio público?

Mis inicios fueron en la Universidad de Chile en el año 1982. Después trabajé en el área privada y finalmente regresé a la Administración Pública el año 2000 cuando ingresé a la extinta Digeder, para después pasar al Instituto Nacional de Deportes, donde hoy me jubilo.

 ¿Qué recuerda de los distintos cambios que ha habido en la institución?

Los recuerdos en 17 años son muchos, pero si hago un resumen los más importantes son:

1) El cambio de Digeder al Instituto Nacional del Deportes. Esa época fue muy caótica: nadie sabía que iba a pasar con los funcionarios.

2) El recuerdo más triste es cuando pasamos de ser Chiledeportes a “Chilerecortes”. Una época muy difícil en que los funcionarios que no teníamos ninguna responsabilidad en ese escándalo, fuimos señalados como verdaderos delincuentes por la prensa y el público en general.

3) También es importante señalar la inestabilidad que hemos sufrido los trabajadores con los cambios de gobierno. Esto ha provocado que nunca haya existido una verdadera carrera funcionaria, en la cual se reconozca nuestro compromiso con la Institución.

Finalmente, es importante señalar que los tiempos difíciles siempre fueron llevaderos gracias a la calidad humana de cada uno de mis compañeros. Aprendimos a apoyarnos siempre cuando arreciaba la tormenta.

CONECTADOS_MARIA-ESTER-RAMIREZ_26092017

¿Cuál es su visión respecto a ANFUCHID?

Con la Anfuchid tuve sentimientos encontrados, pues cuando pasamos la época de los escándalos por “Chilerecortes”, no sentí el apoyo ni la orientación que necesitábamos como trabajadores.

Creo que actualmente los dirigentes de la Anfuchid van a tener que estar muy cohesionados con los trabajadores, para los tiempos de cambio que vienen.

Y les daría un consejo, entendiendo que su deber siempre es defender a los trabajadores, deben cuidar de no defender a “las causas perdidas”, pues con el transcurso de los años me he dado cuenta que a veces defienden a funcionarios que no son el mejor ejemplo de “funcionario público”.

¿Qué reflexión quisiera entregar a las próximas generaciones?

El mismo consejo que di en otra entrevista:

“Aprendan a conocer donde trabajan, sepan lo que hacemos y cuáles son nuestras metas, así estarán preparados para defender a su Institución”