Trabajadores del Deporte presentan solicitud de sumario en Contraloría por irregularidades en convenio con Universidad de las Américas

El presidente de ANFUCHID, Dante Gil, junto al presidente de ASOFIND, Fabián Zambrano y el diputado Alberto Robles, acudieron hasta el organismo contralor con el fin de solicitar un sumario administrativo en el IND, a causa de la existencia de un contrato para la cesión de instalaciones y tiempo de uso del Estadio Nacional a la Universidad de las Américas.

Los dirigentes y el parlamentario fueron recibidos por la subcontralora, Dorothy Pérez. Tras el encuentro, el diputado Robles señaló que el director nacional, Juan Carlos Cabezas no sólo está buscando recaudar recursos arrendando canchas o instalaciones deportivas, sino que además está privando y limitando el uso de un espacio que pertenece a todos los chilenos. “El director nacional parece no entender la profundidad y gravedad de su acción, traspasando el uso del estadio a instituciones privadas con fines de lucro. Me parece sumamente complejo y grave que además se estén haciendo obras de inversión en el recinto antes de que el convenio sea revisado”, detalló el parlamentario.

“Esto amerita una investigación profunda”, señaló Alberto Robles, quien agregó que, como miembro de la Comisión de Deportes de la Cámara, informará mañana martes de esta situación, solicitando que el Director Nacional del IND, sea citado formalmente a la Comisión con el fin de dar cuenta de estos hechos.

“El Estadio Nacional es patrimonio de todos los chilenos y el director nacional no puede entregárselo a una universidad bajo sospecha de ser con fines de lucro para, en el fondo darles una sede para seguir lucrando. Eso no se puede permitir.”

Finalmente, Dante Gil, presidente de ANFUCHID, señaló que estas acciones por parte del director vienen produciéndose desde hace tiempo: “Lo más lamentable es que existen decisiones políticas que toma una persona y que no tienen sentido comunitario. Los funcionarios del IND nos hemos visto involucrados en muchas situaciones desafortunadas en las que no tenemos nada que ver. Hoy el clima laboral en el servicio no es bueno, y este tipo de situaciones, empeora las cosas”.